La procrastinación: El verdugo de todos tus sueños

Lo primero que tenemos que hacer si queremos llegar a alguna parte es mover un pie y luego el otro.  Pensar en el lugar adonde queremos ir, sin movernos, no nos lleva a ninguna parte.  Lo mismo sucede con nuestros planes y objetivos de vida.  Podemos soñar mucho con lograr cosas, pero si no tomamos acción, NADA, literalmente, pasará… o sí: nos despertaremos unas semanas, meses o años después, dándonos cuenta que no nos hemos movido del mismo lugar.

A eso se le llama “dilatar”, o como se suele decir ahora utilizando un anglicismo: “procrastinar”.

La procrastinación es miedo disfrazado de excusas

Existen muchas razones por las cuales dejamos nuestros objetivos de vida y sueños para luego, pero la primera de estas razones es el miedo.  Y el miedo puede responder a distintas cosas: miedo a tratar, miedo a fallar o inclusive, miedo a tener éxito.  Si, suena extraño, pero así es.

Por supuesto que el miedo no se presenta como tal cuando comenzamos a procrastinar, sino que se presenta como una serie de “excusas razonables”. Por ejemplo, “no tengo suficiente experiencia”, “no estoy capacitado (a)”, “me falta tiempo”, “me falta dinero” o una de los más comunes: “no sé por dónde empezar”.

Entonces nos quedamos en esas excusas, dándole vuelta a lo que nos falta, en vez de hacer algo para remediar esto, o mejor aún, utilizar lo que sí tenemos.

Como cambiar las excusas en posibilidades

Lo que tenemos que hacer es mirar esos pensamientos o excusas que nos detienen y darles vuelta, encontrando un razonamiento que transforme la excusa en la vía para tomar acción.  Veamos:

PENSAMIENTO QUE ME DETIENE
NUEVO PENSAMIENTO QUE ME IMPULSA:
  • No tengo suficiente experiencia
  • La experiencia se obtiene haciendo.  Si nunca arranco nunca tendré experiencia.
  • No estoy capacitada
  • La capacitación se adquiere.  Puedo aprender cosas nuevas.
  • Tengo otras capacidades que pueden aportar a este objetivo, mientras aprendo las que necesito.
  • No tengo que saber de todo,  me puedo apoyar en otras personas que si sepan de esto.
  • Me falta tiempo
  • El tiempo siempre está, lo que falta es organización.
  • Solo necesito tiempo para cumplir con una tarea a la vez.
  • Me falta dinero
  • Si no arranco en mi proyecto, no voy a obtener dinero.
  • El dinero está disponible (en forma de ahorro, préstamos, patrocinio, etc.).
  • No sé por dónde empezar
  • Empiezo por el principio.  Por algo sencillo, pero que me haga caminar.  Una lista, una llamada, una tarea que hacer en el calendario.  Empiezo por algo, pero empiezo.

Procrastinación = Auto-sabotaje

La procrastinación o dilación es una de las formas más populares de auto-sabotaje, porque realmente es muy fácil de hacer. Hay muchas cosas divertidas que hacer para evitar cumplir con lo que nos proponemos, y también siempre hay personas que estarán felices de procrastinar con nosotros.

Pero toda esa diversión (pasar horas y horas viendo Netflix, navegando en Instagram o Facebook, o hablando con tus amigos de lo que vas a hacer) se va… y luego nos despertamos un día preguntándonos porqué todavía no hemos arrancado y seguimos dando vueltas sobre lo mismo y en el mismo lugar, mientras todos los demás parece que están cumpliendo sus sueños…

Por eso, si queremos realmente lograr un cambio en nuestras vidas, tenemos que dejar de encontrar excusas y enfocarnos en encontrar el camino para lograrlo.

En este artículo: 10 pasos útiles para sacar tiempo y cumplir con tus planes, les dejo una guía que les ayudará a superar, poco a poco, la tendencia a dilatar sus proyectos. Los insto a leer el artículo y descargar la guía.

Además, si desean recibir un acompañamiento efectivo en el logro de sus objetivos y proyectos, los invito a dejar de procrastinar y contactarme hoy

Compartir

Comments (0)