K.Chinchilla – Programadora de Sistemas

Mi nombre es Keilly y tengo la bendición de ser madre de 4 hermosas criaturitas. El único varón tiene TDAH, lo cual hace más entretenida la tarea de ser madre. Soy divorciada y mis hijos dependen por completo de mi tanto emocional como financieramente.

He pasado por etapas en mi vida complicadas y actualmente hay circunstancias a mí alrededor que pueden hacerlo pensar a uno que no existe la tal “calma después de la tormenta”. Sin embargo, Dios puso en mi camino a una gran persona: Irene Víquez. Ella tiene un gran talento; su habilidad como coach me enseñó entre muchas cosas a crear estrategias, plantear soluciones, las cuales no solo me ayudaron con mi hijo con TDAH, si no que fue un planteamiento integral el cual nos ayudó como familia.

Es por eso que con toda seguridad puedo decir que llevar un proceso de Coaching me dio calidad de vida. Cada quien tiene su propio mundo de adversidades, pero si tenés a alguien como Irene que pone su corazón en su trabajo, pues encuentras estrategias para con las cuales puedes vencer esa adversidad. Con cariño, “La mejor mamá que puedo ser”

 

 

Compartir

Comments (0)

Publicar Comentario